agosto 09, 2017

El temita familiar y legal + vosotras



No quiero hacer un mundo de esto ni que se enfaden, pero realmente espero que si van a leerme me lo dejen saber de alguna manera. Lo digo porque me choca que las leo, les comento y ni me ven. Obviamente agradezco a quienes comentan, pero son varias que ya ni me siguen ni nada y yo hasta ahora les he comentado casi todas las entradas. Ok, lo hice porque las conozco hace años y quise hacerlo, pero no sé qué es esta racha de "actualizo y ustedes ni me importan". Sorry, pero me dio bronca que luego vi que comentan otros blogs... ¿Es conmigo o qué? Igual que cuando me dijo una piba de acá que no me leía más porque era "trigger" y después la vi comentando y siguiendo los blogs más disparadores que circulan! Eran de las mismas temáticas que el mío pero más específicos y crudos y pendejos. Entonces, me hacen bullying o qué? Jaja. Y lo digo porque hasta ahora me interesan como personas y quiero saber qué mierda pasa. Después elimino el blog y me dicen que me extrañan. Come on! 

Bueno, a las que ya sé les interesará saber de mí (perdón lo extenso): 


Lo que pasa en mi familia es que una parte de ella es una mierda. Empezando por mi abusador, que abusó sexualmente de mí desde mis ocho años hasta mi adolescencia. Luego, tenemos a quien llamaré la progenitora. Una mujer malvada que, por ejemplo, metía a la casa al esposo de la encargada del edificio mientras esta trabajaba a tres metros y se saludaban siempre como si nada. Casa que no es de ella, sino de mi querida abu, aclaro. Algo que enseguida retomaré. Una mujer que además estafó a un viejo novio tras reencontrarlo, cuando pusieron juntos un negocio de comida. Mujer que no quiere a su nieto por su patológica devoción hacia mi abusador. Mujer que cree en brujerías, que es falsa, que se encargó de decir a todos que estoy loca e inventé el asunto del abuso. La novia del abusador tal vez es igual de imbécil, aunque sólo imbécil y no mala, pues siendo mujer se ha puesto contra su género y eligió creerle a él antes de averiguar más; aun teniendo UNA HIJA PEQUEÑA. Pensar que tuve que soportar insultos de esa imbécil y una amenaza de juicio que, obviamente, no podría hacer y que mi abusador sabe bien que no le conviene. Mi abusador... Hombre de travestis, mujeres, engaños y restricciones de su ex mujer hacia su único hijo por amenazarlo con matar a su mamá a través de imágenes y palabras violentas. El pobrecito niño tuvo que ir al psicólogo y este recomendó la orden de restricción para el degenerado.  ¿Cómo lo sé? Porque la progenitora nos contó, indignada porque la madre del niño estaba... ¿Qué estaba? Ah sí, LOCA. Otra loca, qué coincidencia! Esa "loca" habló conmigo y me contó bien cómo fue ese asunto. Ni decir a quién creo. Además, una orden de restricción no se da porque sí. A veces aún pienso... ¿Qué cara pondrían si supieran que el primer psicólogo que tuve hace tantísimo tiempo sabía de esto? Ese que también trató al hijo menor. ¿Y si escucharan sobre las cosas que mis amigas saben de mi abusador? Las cosas que él nos decía o las cosas que nos mostraba.  

Mi abogado dijo que incluso podría ir preso. Si ese juicio por "difamación" se llevaba a cabo en mi contra y pedían pericias psiquiátricas, la que ganaba era yo. Su daño está en mi mente y al ser la última vez en molestarme no tantos años atrás y otras cosas que no recuerdo, simplemente podría haber ido preso. Pero habría sido un largo proceso y realmente creo que ya todos lo saben. Todos. Muchos cabos sueltos han sido atados por mi estallido cuando lo hice público y hasta el más fuerte negador sabe en alguna parte de su interior que muchas cosas ahora tienen sentido y que no miento. Y para ser honesta y como diría un terapeuta: ¿cómo no saber quién es en realidad tu hijo? Y tengo capturas de chat y mensajes donde hablo de esto con su hermano, por ejemplo, donde dice creerme "sin dudas", así como tengo una amenaza de su novia. ¿Está claro qué gente es? Ok.

Actualmente, el problema es que la progenitora está ocupando la casa de mi difunta abu. La casa debía pasar por un proceso de sucesión para luego poder ser dividida entre sus tres hijas (entre ellas, mi madre). Una de ellas es una estúpida que parece tener síndrome de Estocolmo que no quiere involucrarse y cree que hacer lo correcto es sinónimo de insultar a la progenitora estafadora. Y esta aprovecha, claro, y sigue ocupando la casa. Debería ser algo tan natural. Es decir, cuando alguien muere y deja una propiedad y hay que dividirla. ¿Por qué hay que tomarlo como una ofensa? Pero es lo que corresponde, lo justo. ¿Imaginan si la casa quedara para ellos? Como decimos con mi madre: otra vez, no nos cagan!  

Las últimas noticias son que se acomodaron bastante bien. Mi abusador en la casa que era inicialmente de ellos, su hermano en otro departamento que también fue una herencia y la progenitora sola, en casa de mi abu. Así que ahora vamos a iniciar nosotras, mi madre, en realidad, la sucesión correspondiente. Tenemos abogada, sabemos qué esperar, cómo actuar, etc. Todo claro. De todos modos, nadie se queda en la calle. Tienen dos propiedades. Mi abusador en una casa, la progenitora en el otro departamento y su otro hijo que ahora está en pareja ya puede dejar de usar los bienes familiares y alquilar un lugar con su novia, como todo el mundo. Así que esto no es más que hacer lo justo.   

Y bueno, el estrés viene de todo este rollo y el maltrato de la progenitora cuando se cruza con mi madre, aunque le diga pensar en ella a solas (es que tiene que victimizarse frente a los demás. Dije que es falsa, ¿no?). Pero todo cada vez jode menos. El maltrato, el destrato, la cobardía y la hipocresía. Incluso la negación y la mentira. Cuando acepté el hecho de que esa mujer es simplemente mala, dejé de sentir bronca. Es de esas cosas que uno al aceptarlas como son devuelven un alivio, ¿no? Bueno, eso. No hay nada que hacer por esa pobre señora. Mi abusador no es más que un perdedor cobarde que dejó que la progenitora arreglara todo y los demás, pues, son eso: los demás. Otros. Nadie.